Proyecto Arquima: Fachada del edificio CMC en el Hospital German Trias i Pujol

Cada vez hay más conciencia por el mediomabiente y toda la problemática que hay alrededor de su deterioro. Es por ello que se están tomando medidas en todos los sectores de la sociedad, y uno de los que más está cogiendo fuerza, es el sector de la construcción.

 

Esto ha provocado que cada vez los ciudadanos estén más familiarizados con los términos construcción sostenible, bioconstrucción, construcción pasiva, o passivhaus, en el que los edificios cuentan con un gran aislamiento térmico contínuo, un riguroso control de las infiltraciones de aire, y una máxima calidad del ambiente interior.

 

Esto es fundamental pues la contaminación no sólo es producida por la industria o los medios de transporte, también es producida por los materiales de construcción usados en los edificios y en las casas, que emiten en el interior de estos, diferentes compuestos orgánicos volátiles dañando nuestra salud, concretamente, el 72% de la exposición a productos químicos se produce en los interiores.

 

Como muchos sabéis, Arquima es una empresa pionera en la construcción sostenible, y como según os hemos ido mostrado en nuestras redes sociales, y en este blog, nuestros proyectos se rigen por un sistema constructivo propio, eficiente energéticamente, y que apuesta por la salud.

 

Uno de los proyectos que Arquima ha finalizado, es la fachada del edificio del CMC en el recinto hospitalario Germans Trias i Pujol, revestida con perfiles naturales de madera de alerce y un aislamiento de celulosa insuflada en el interior del entramado estructural y panel de fibras de madera en el exterior, tal y como podéis apreciar en esta imagen.

 

 

Arquima-Can-Ruti-1

Fachada de Alerce – Arquima Edificio CMCiB – Can Ruti

 

 

Arquima-Can-Ruti-3

Fachada de Alerce – Arquima Edificio CMCiB – Can Ruti

 

Arquima-Can-Ruti-4

Fachada de Alerce – Arquima Edificio CMCiB – Can Ruti

 

La fachada se caracteriza por diferentes ritmos en el revestimiento de madera, alternando perfiles de 145×45 mm con otros de sección trapezoidal de 45/70×70 mm, y de menor escuadría para utilizar como celosías en algunos de los huecos. Además algunos de estos perfiles de madera (los situados en la franja inferior de fachada) han recibido un tratamiento ignífugo para cumplir con la normativa de seguridad en caso de incendio del CTE (CTE DB SI2).

 

La fabricación de la fachada prefabricada de ARQUIMA, generada mediante un programa BIM (Building Information Modeling), ha tenido que solventar problemas derivados de la construcción tradicional como los desniveles en forjados de hormigón, falta de planimetría, etc. Detectados ya en el levantamiento topográfico con el que se inicio el proceso de modelado. Además este modelo generado de la fachada ha formado parte de un modelo global del edificio, que incluye tanto su construcción como la gestión posterior y mantenimiento del mismo.

 

Arquima-Can-Ruti-2

Fachada de Alerce – Arquima Edificio CMCiB – Can Ruti

 

Arquima-Can-Ruti-9

Arquima Edificio CMCiB – Can Ruti

 

Arquima-Can-Ruti-8

Arquima Edificio CMCiB – Can Ruti

 

El diseño definido en el proyecto técnico se caracteriza por la solución adoptada en las esquinas, definiendo unas curvas que le dan un carácter mucho más orgánico al gran volumen construido del edificio. Estas esquinas se han resuelto con el mismo tipo de revestimiento que el resto de fachada, sujetos a rastreles pero que en esta posición reproducen el gesto de las curvas.

 

Arquima-Can-Ruti-7

Arquima Edificio CMCiB – Can Ruti