Qué ventajas tiene el sistema industrializado de Arquima

Uno de los mayores objetivos de Arquima siempre fue convertirse en la empresa líder en el sector de la construcción industrializada de viviendas con criterios pasivos, saludables, sostenibles y de máxima eficiencia energética. Creemos que lo estamos consiguiendo, y es por eso que estamos invirtiendo muchas energías en alcanzar ese hito.

 

Pero, ¿en qué consiste el sistema de construcción industrializado de Arquima y qué ventajas tiene? En Arquima apostamos por edificios diseñados en base a los principios que rigen el sistema de entramado ligero de madera, un sistema constructivo contrastado y ampliamente usado en Estados Unidos y en los países situados en el norte de Europa.

 

La adaptación de este tipo constructivo a los requerimientos actuales de las edificaciones tiene como resultado edificios de máxima eficiencia energética y respetuosos con el medio ambiente en todas las fases de su ciclo de vida (fabricación o construcción, vida útil y desmontaje o deconstrucción). Estas son cualidades imprescindibles que ya deben poseer los edificios actuales y, por supuesto, deberán tener los futuros.

 

Pero, ¿qué significa ésto exactamente?

 

La industrialización del proceso constructivo supone una fabricación ordenada y organizada de los edificios que garantiza un control de calidad permanente y de máxima exigencia que no es posible realizar de otro modo.

 

Arquima

Oficinas y fábrica central de Arquima

Para ello, el equipo técnico de Arquima ha creado un sistema propio basado en la lógica que aporta el conocimiento profundo de los principios del entramado ligero de madera que permite optimizar y mejorar las soluciones constructivas de todos los elementos de manera continua.

 

Asimismo, la planificación minuciosa de todas las operaciones y la aplicación de principios propios del taylorismo y de la fabricación en serie permite obtener una disminución muy notable en los tiempos de producción.

 

Arquima

Oficinas y fábrica central de Arquima

 

El sistema industrializado de Arquima consigue que la envolvente y la estructura de la construcción lleguen a la obra totalmente finalizadas, reduciendo enormemente los plazos de ejecución.

El proceso de fabricación de las obras de Arquima se realiza completamente en taller y las piezas se transportan en camiones hasta el solar, y consiste en ensamblar el mayor número de partes del edificio o vivienda en fábrica, reduciendo las operaciones en obra a las propias del montaje. Para ello, contamos con un equipo de producción experimentado y un control de calidad estricto.

 

El coste económico constructivo difiere muy poco del de la construcción tradicional pero el ahorro energético, durante toda la vida útil del edificio, es de hasta un 90%.

 

El propio sistema constructivo garantiza edificios de máxima eficiencia energética y respetuosos con el medio ambiente. La industrialización del proceso constructivo y la prefabricación de los edificios son el valor añadido de los producto de Arquima. El sistema estructural se basa en madera de bosques FSC, ofreciendo una alternativa respetuosa con el medio ambiente, con la salud de las personas y energéticamente eficiente para reducir las emisiones de CO2.

 

Edificio CMCiB – Can Ruti

 

La madera es un producto de origen natural, reciclable, renovable. Su proceso productivo requiere un menor consumo energético y genera menos residuos que otros materiales como el hormigón o el acero. Su uso aporta un valor de futuro puesto que contribuye a una economía circular.

Otros factores influyen, como son una buena orientación, el estudio de las sombras, una envolvente libre de puentes térmicos y con una alta resistencia térmica, estanqueidad al aire y carpinterías exteriores de alta eficiencia, permiten obtener un consumo energético nulo o casi nulo.

 

La estanqueidad, o hermeticidad al aire, es muy relevante para el confort de los ocupantes ya que elimina las corrientes de aire no controladas; los famosos puentes térmicos.

Se combina idealmente con la ventilación mecánica con recuperación del calor para asegurar siempre una calidad superior del aire de interior.

 

Arquima

Se examina cada uno desde la extracción, transformación, manipulación, uso y reciclaje hasta su reintegración en la naturaleza. Entre los materiales que vamos a usar, buscamos un mínimo impacto medioambiental, reducir el usos de recursos, la nula toxicidad y bajas emisiones de CO2, entre otros objetivos.

 

 

Ahora que sabes más acerca de nuestro sistema constructivo, puedes hacernos las consultas que estimes necesarias, e incluso calcular el presupuesto de tu futura vivienda, o la de tus clientes, con nuestra calculadora de presupuesto.