Arquima lleva su sistema constructivo pasivo industrializado a EGURTEK 2018

Arquima lleva su sistema constructivo a EGURTEK 2018, el Foro Internacional de la Arquitectura y la Construcción en Madera, que se celebró los días 18 y 19 en el Bilbao Exhibition Centre de la capital vizcaína. (Stand nº B09)

 

EGURTEK difunde las cualidades de la madera y promueve su uso entre los profesionales de la arquitectura y la ingeniería como un material de construcción sostenible, a través de ponencias, charlas y jornadas técnicas. La septima edición de esta feria bienal espera batir récords de participación y superar los más de 1.200 congresistas y las 60 empresas expositoras de la edición anterior.

 

Un informe publicado de manera reciente por la ONU, referente a los efectos del cambio climático, asegura que debemos reducir las emisiones de CO2 a la mitad antes de 2.030 para evitar consecuencias devastadoras. Uno de los sectores que más ha contribuido a la situación actual es el de la Construcción, pero en los últimos años han surgido nuevas maneras de construir, con materiales sostenibles como la madera, que ayudan a reducir las emisiones de carbono.

 

ARQUIMA, que construye edificios de consumo energético nulo o casi nulo, con criterios de arquitectura bioclimática, pasiva y de máxima eficiencia energética, fue pionera en Construcción Sostenible en España, adelantándose al cambio desarrollando un sistema constructivo propio ya hace más de diez años.

 

Un sistema que, además de ser eficiente energéticamente, también apuesta por la salud, por un estilo de vida diferente y por la vertiente ecológica en cuanto a la elección de los materiales. El tipo de madera utilizado por ARQUIMA para la envolvente de los edificios es el abeto KVH certificado y materiales con una mínima huella de carbono, como la madera de bosques gestionados de manera sostenible y certificados con los sellos PEFC y FSC®.

 

El proceso de fabricación de las obras de ARQUIMA se realiza completamente en taller y las piezas se transportan en 2D en camiones hasta el lugar donde hay que edificar. Este sistema aporta más rapidez de ejecución, más confort térmico y calidad del aire interior.

 

Arquima

El sistema de ARQUIMA aporta más rapidez de ejecución, más confort térmico y calidad del aire interior

 

El coste económico constructivo difiere muy poco del de la construcción tradicional pero el ahorro energético, durante toda la vida útil del edificio, es de hasta un 90%. El plazo de ejecución puede llegar a reducir en un 50% al de una obra tradicional, lo que puede generar muchos beneficios en sectores como el hotelero o el de la promoción inmobiliaria.