¿Por qué la madera en los interiores reduce el estrés y mejora la salud?

Los esfuerzos actuales de construcción ecológica tienen como prioridad la salud y el bienestar de los ocupantes, así como la sostenibilidad ambiental. La madera está asociada con un impacto positivo en la salud humana y en el medio ambiente, conviertiéndola en un material de construcción económico y ventajoso.

 

Investigaciones recientes encontraron que la presencia visual de la madera en interiores puede reducir significativamente los niveles de estrés entre los ocupantes de los edificios. El estrés aumenta la presión arterial y el ritmo cardíaco, debilita el sistema inmunológico y causa irritabilidad y falta de concentración. Esos factores pueden llevar a una disminución en la salud general y el desempeño de las tareas entre los ocupantes.

 

Albina Yard LEVER Architecture

Interiores de madera en oficinas.

 

Investigaciones de Canadá y Austria encontraron que las personas se relajan automáticamente cuando están rodeados de elementos del mundo natural, como la madera. De hecho, estos materiales tienen un efecto pronunciado en el sistema nervioso autónomo, disminuyendo la presión arterial y los niveles de estrés. La naturaleza se incorpora fácilmente a un edificio o proyecto de remodelación, a través de una pared, techo, revestimiento de madera o pisos con características de madera.

 

 

madera

Interiores de madera de vivienda en construcción en Begues (Barcelona). Proyecto Arquima

 

Según el estudio, la madera puede ayudar a lograr los siguientes beneficios para la salud:

• Bajos niveles de estrés
• Mejora la atención y el enfoque
• Mayor creatividad.
• Recuperación más rápida
• Reducción de la percepción del dolor.

 

Esta es la premisa detrás del diseño que integra elementos de la naturaleza: la idea de que la incorporación de elementos naturales en el entorno construido, como la madera, el agua, la luz solar o las plantas, puede mejorar la salud general.

 

Además, la madera se asocia con el calor, gracias a su papel como aislante natural. Los edificios que utilizan madera en amplias aplicaciones estructurales y de acabado tienen el potencial de producir altos niveles de confort térmico y mitigar el sonido al tiempo que presentan una huella ambiental más reducida que las estructuras hechas de otros materiales, como el hormigón y el acero.

 

A través de un diseño basado en evidencia, que utiliza la investigación para guiar las decisiones del proyecto a los mejores resultados, la madera se ha utilizado en edificios como escuelas, oficinas e instalaciones de salud para mejorar la experiencia de los ocupantes, como una mayor productividad en el trabajo y una recuperación más rápida para los pacientes, así como, el buen desempeño del personal.

 

madera

Exteriores de madera casa Ripollès. Proyecto Arquima.

 

madera

Interiores de madera casa Ripollès. Proyecto Arquima.

 

El sector de la salud ha considerado durante mucho tiempo el diseño sostenible como una herramienta para mejorar los resultados de los pacientes y la eficiencia del personal. Normalmente, esas características incluyen una conexión con el entorno natural, como a través de la luz del día, las vistas al exterior, la vegetación interior y el uso de materiales que se encuentran en la naturaleza, incluida la madera.

 

Las características adicionales hacen que la madera sea adecuada para espacios sanitarios:

 

1. La madera puede ayudar a controlar los niveles de humedad al absorber y liberar la humedad que se encuentra en el aire interior, lo que reduce el estrés en el sistema HVAC del edificio.

2. La madera se puede acabar con recubrimientos que facilitan la limpieza de la superficie, lo que ayuda a evitar la propagación de infecciones.

3. La madera puede acomodar más fácilmente conductos mecánicos, eléctricos y de plomería que el acero o el cemento, lo que permite a los equipos de diseño maximizar el espacio en el edificio.

4. La madera puede minimizar el aspecto industrial de una instalación de salud.